Aprendizaje basado en problemas: pasos para diseñar, implementar y evaluar

El Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) es un modelo instruccional centrado en el estudiante, basado en la investigación y donde los estudiantes se dedican a la resolución de un problema auténtico, mal estructurado que requiere más investigación. El ABP funciona relativamente bien en cursos donde los procesos como la colaboración, investigación y resolución de problemas son algo cotidiano. A continuación, se describen los pasos para diseñar, implementar y evaluar este modelo:

El ABP y su implementación en el aula

Paso 1: Identificar evaluaciones de los resultados

Es importante recordar que este modelo puede ayudar a los estudiantes a adquirir conocimientos conceptuales o contenidos, o desarrollar hábitos disciplinarios como la escritura o la comunicación. Después de determinar si su curso tiene los resultados que se ajustan con ABP, desarrolla las evaluaciones formativas y sumativas para medir el aprendizaje de los estudiantes.

Paso 2: Diseñar el escenario

A continuación se diseña el escenario ABP con un problema que surgirá a través de intercambio de ideas. Pensar en un problema real y complejo relacionado con el contenido del curso. La clave es escribir un escenario para nuestros estudiantes que serán los tipos de pensamiento, discusión, investigación y aprendizaje que deben tomar lugar para conocer los resultados de aprendizaje. Los escenarios deben ser motivadores, interesantes y generar buena discusión. Revisa los sitios web a continuación para ver ejemplos de problemas ABP y escenarios.

Paso 3: Introducir ABP

Si ABP es nuevo para los estudiantes, se puede practicar con un “problema fácil”, como un escenario de largas colas en el comedor. Después de agrupar estudiantes y dejando tiempo para participar en una versión abreviada de ABP, introducir las expectativas de la asignación, rúbricas y los plazos.

Paso 4:Investigación

Comienza con pequeños grupos de estudiantes y que generen lluvia de ideas, sesiones donde los alumnos definen el problema y determinan lo que saben sobre el problema (conocimientos), lo que necesitan para aprender más sobre (temas a investigar), y donde lo necesitan ver para encontrar los datos (bases de datos, entrevistas, etc.). Los grupos deben escribir el problema como una declaración o pregunta de investigación. Probablemente necesitarán ayuda. Los estudiantes deben decidir sobre roles de grupo y asignar responsabilidad para investigar temas necesarios para que puedan comprender sus problemas. Entonces desarrollan una hipótesis inicial para “probar” una solución de investigación. Recuerde: las preguntas de investigación e hipótesis pueden cambiar después de que los estudiantes encuentren información competitiva a sus creencias iniciales.

Paso 5: Rendimiento del producto

Después de investigar, los alumnos crean productos y presentaciones que sintetizan su aprendizaje, investigación y soluciones. Los estudiantes usualmente encuentran recursos para desarrollar el conocimiento de fondo que propicia la comprensión, y luego en colaboración, presentan sus resultados, incluyendo una o más soluciones viables, como carteles de investigación en clase.

Paso 6: Evaluación

Durante la etapa de evaluación del ABP, evaluar productos y actuaciones de los grupos. Usar rúbricas para determinar si los estudiantes han comunicado claramente el problema, antecedentes, métodos de investigación, soluciones (factibles y basadas en la investigación) y recursos, y decidir si todos los miembros del grupo participaron de manera significativa. Deben considerar que sus estudiantes hagan reflexiones sobre su aprendizaje (incluyendo lo que han aprendido sobre el contenido y el proceso de investigación) todos los días y en la conclusión del proceso.

Basado en los trabajos de investigación de: Vincent R. Genareo, investigador postdoctoral asociado en Universidad de Iowa y Renee Lyons.