Cómo agregar el factor humano en el aprendizaje en línea

El aula en línea a veces puede sentirse como un lugar solitario, debido a la falta de presencia del instructor y otros estudiantes. Esta falta puede afectar negativamente el aprendizaje y dar lugar a la deserción escolar. Afortunadamente, algunas medidas, relativamente simples, pueden aumentar significativamente el factor humano esencial para los cursos en línea.

man1191845_1280

Algunas medidas, relativamente simples, pueden aumentar significativamente el factor humano para cursos en línea.
Licencia: CC0 Public Domain https://pixabay.com

En una entrevista en el Aula Virtual, Jennifer Merrill, diseñador de instrucción en la Universidad de Salisbury, ofrece algunas recomendaciones para el diseño y facilitación de asegurar un sentido de presencia en los cursos en línea.

Consideraciones de diseño

Cuando se trabaja con los instructores para diseñar un curso en línea, Merrill a menudo comienza con las preguntas “¿Cómo diseñar este curso para una entrega cara a cara?” y “¿Qué tipo de cosas pueden faltar si el curso se va a enseñar en línea?”

Hacer preguntas como éstas pueden ayudar a mantener el enfoque durante el diseño. Por ejemplo, si el trabajo en grupo es una parte esencial de un curso cara a cara, también debe ser parte del diseño del curso en línea. Y tal vez esto podría ser apoyado por el uso de herramientas síncronas o herramientas de audio para proporcionar oportunidades de interacción que ofrece los matices y la presencia de la clase cara a cara.

Merrill trabajó con un instructor de enfermería para crear una actividad que utiliza VoiceThread (voicethread.com), una aplicación basada en la nube que permite a los usuarios grabar e insertar comentarios de audio, para facilitar una conversación similar a la que se llevaría a cabo cara a cara. En este caso, un estudiante comenzó mediante la publicación de un mensaje VoiceThread que ofrecía un diagnóstico y plan de tratamiento, otros estudiantes agregados a la misma se pronunciaron al respecto.

En el diseño de un curso en línea, también es importante ser consciente de las expectativas de los estudiantes en base a sus otras experiencias de medios. “Piense en lo que la televisión, los medios de comunicación e Internet están haciendo en este momento para captar la atención de la gente. Me parece que hay que aprovechar ese tipo de estrategias mediante la adición de cosas tales como: videos cortos y pequeños trozos de información. … No es entretenimiento, pero creo que el público ahora tiene la idea de estar pasando cierta cantidad de material visual. Ellos se han orientado hacia la búsqueda de toda la información que necesitan en este momento. Y que tiene que ser consultada. Usted tiene que pensar en lo que va a ser llamativo y no sólo añadir un poco de clip art. Están acostumbrados hacer click en torno a una página y ver lo que quieren ver. Por lo tanto, tal vez en el proceso de diseño no es necesario crear módulos que les obligan a través de los pasos de aprendizaje. Tal vez ellos puedan tomar decisiones sobre lo que leen y cuando hacerlo, en cuanto a los estudiantes adultos tienen que ser capaces de aprender algo que es importante para ellos en este momento.

man791049_1280

Los vides pueden crear presencia en el Aula Virtual
Licencia: CC0 Public Domain https://pixabay.com

Los videos pueden crear presencia. Estos pueden variar desde un simple vídeo de bienvenida de cinco minutos para dar una conferencia de captura. (Si un instructor es tímido ante la cámara, Merrill recomienda el uso de un avatar, junto con una grabación de audio de la voz del instructor).

Otros vídeos pueden crear una sensación de presencia, así, dice Merrill. Un mensaje con un enlace a un vídeo de YouTube o de Khan Academy apropiado, puede añadir presencia sin necesidad de crear los vídeos usted mismo. Uso de las presentaciones en PowerPoint narradas es otra forma relativamente sencilla de transmitir presencia.

Retroalimentación

La retroalimentación es una forma esencial para transmitir presencia. Usted puede ofrecer retroalimentación de muchas maneras diferentes. Aquí hay algunas que Merrill recomienda:

  • Panel de discusión mensajes- Participa en el foro de discusión, una vez a la semana para que los alumnos sepan que usted está ahí, teniendo cuidado de no conducir la conversación, más bien, para proporcionar información y tal vez hacer preguntas.
  • Correo- Enviar correos electrónicos individuales a los estudiantes para complementar y hacer comentarios sobre su trabajo.
  • VoiceThread- Una de las opciones, cuando se utiliza VoiceThread, es crear un segundo icono para el instructor llamado “retroalimentación”, indica el tipo de mensaje contenido en la grabación. Esto puede ser una manera eficaz para indicar a los estudiantes de un vistazo el número de veces que el instructor ha proporcionado información.
  • Anuncios- Cuando encuentre los recursos pertinentes, proporcione un enlace en la sección de anuncios del curso, diciendo algo como: “Aquí hay algo que encontré hace poco. Esto es lo que hablamos en la discusión. “Esta es una clara indicación de que el instructor está activo en el curso.
  • Sondeos y encuestas- Feedback no tiene que ser solo de una manera. Adición de sondeos y encuestas (sobre la experiencia de aprendizaje y / o el contenido) se puede añadir un elemento humano al curso. “Recomiendo el registro con los estudiantes [con un sondeo o encuesta] una o dos veces por semestre, preguntándoles dónde quieren tomar el curso. Eso hace que sea más personal “, dice Merrill.
  • Tomar nota de intereses y experiencias- Use una actividad para romper el hielo con los estudiantes, para recopilar la información del estudiante que será útil más adelante en el curso. ¿Cuáles son las experiencias de trabajo de sus estudiantes? ¿Qué conocimiento tienen en sus carteras que se puede aprovechar? Una forma de utilizar este conocimiento, es hacer que los estudiantes puedan dirigir los debates sobre los temas de sus áreas de especialización. “Esto hace que sea más personal y valora su experiencia”, dice Merrill.

Curado de información: Pedro Albineda Rocha y Roberto J. Muñoz Mújica