¿Cómo hacerse buenas preguntas para aprender?

diary-968603_1280En el manual de Marina y Pellicer afirman que:

“El pensamiento crítico es el máximo nivel de metacognición, porque se encarga de evaluar la verdad de las afirmaciones, la corrección de los argumentos, la validez de las evaluaciones, la bondad o maldad de nuestros actos”

Por ello, es importante generar preguntas abiertas o con varias respuestas, las preguntas deben ir orientadas a brindar un crecimiento personal y significativo y no a controlar lo que los estudiantes ya saben.

Metacognición: ¿Qué debería encerrar una buena pregunta?

A continuación se describen algunas ideas:

  • Formulación clara
  • Información relevante
  • Nivel de complejidad adecuado
  • Intención positiva
  • Fomento de desafíos
  • Fomento de la imaginación

¿Qué preguntas son las que mejor funcionan para un aprendizaje centrado en la metacognición?

  1. Interrogantes que proporcionan razones. Por ejemplo, ¿Por qué piensas así? ¿Qué te hace pensar de esa forma? ¿Cómo justificas tu respuesta?
  2. Preguntas que alientan a los estudiantes a someter a crítica lo que dicen. Por ejemplo, ¿cómo puedes asegurar tu respuesta? Si un compañero opina diferente a tu respuesta, ¿qué le dirías?
  3. Preguntas que estimulan a los estudiantes a aclarar el pensamiento. Por ejemplo, ¿qué significado tiene para ti esa palabra? ¿Podrías mencionar algunos ejemplos?
  4. Interrogantes que nos motivan a obtener posibles consecuencias. Por ejemplo, si esto fuera verdad, ¿qué podría suceder? Si alguien hiciera eso, ¿qué consecuencias podrían ocurrir?
  5. Preguntas que nos permiten corregir. Por ejemplo, ¿existen otras posibilidades? ¿Cuáles?

¿Por qué es tan importante la metacognición?

La carencia o pobreza de un pensamiento cognitivo en el estudiante puede desembocar en:

    • Narrativa pobre
    • Dificultad para organizarse
    • Inseguridad ante los nuevos conocimientos adquiridos
    • Dependencia
    • Falta de capacidad para reconocer los errores personales
    • Dificultad para consolidar nuevos aprendizajes

Con ello, podemos darnos cuenta de la importancia que tiene el adquirir el hábito de generar mejores preguntas para obtener mejores respuestas y así, lograr un aprendizaje significativo en nuestros estudiantes.

Preguntar mejor para aprender mejor.

Una de las grandes responsabilidades que tienen los docentes es acompañar a los estudiantes hacia un aprendizaje significativo, es decir, un aprendizaje orientado en la creatividad, lo crítico y lo riguroso. Es vital que los profesores motiven a sus estudiantes a reflexionar sobre cómo piensan para que puedan aprender mejor. Aquí algunas unas interrogantes:

      • ¿Cómo sabes cómo aprender mejor?
      • ¿Qué te ayuda a recordar lo que aprendes?
      • ¿Acostumbras a relaciona lo que aprendes?
      • ¿Eres consciente mientras aprendes de lo que más te sorprende o impacta?
      • ¿Cómo te organizas a la hora de aprender algo?
      • ¿Valoras cómo aprendes?

Para visualizar el artículo completo haz clic en el siguiente vínculo: Metacognición. Cómo hacerse buenas preguntas para aprender

Curado de información: América B. Martínez Cisneros y Roberto J. Muñoz Mújica.