¿Puede la educación en línea sustituir las clases presenciales?

La educación en línea ha transformado las maneras como se enseña, pues ya no se requiere estar en el mismo lugar para compartir información y obtener conocimiento. Asimismo, en los últimos años ha tenido un gran auge, pues los números de estudiantes inscritos se han incrementado grandemente, por ejemplo, en Estados Unidos en el 2002, 1.6 millones de estudiantes tomaba uno o más cursos en línea, mientras que en el 2016 el número se incrementó a más de 6 millones.

Sin embargo, contrariamente a lo que se piensa, estos números no se mantienen, ya que en el primer año la gran mayoría de estudiantes deserta, pero ¿cuál es la razón de que esto suceda?

Varios estudios se han hecho al respecto y estos demuestran que la interacción en el proceso de enseñanza-aprendizaje es fundamental. Por ejemplo, en Chicago, en el año 2015, se realizó un experimento con más de 1,200 niños y niñas de entre 14 y 15 años. Todos ellos habían reprobado la materia de álgebra, por lo que se implementó un curso de recuperación, a la mitad de ellos se les impartió de forma presencial, la otra mitad lo cursó en línea. Los resultados demuestran nuestra premisa anterior: la enseñanza presencial reporta mayor aprendizaje y mejores resultados.

Si bien el contacto cara a cara es la mejor manera de lograr el aprendizaje exitoso, esto no significa que se deba dejar la tecnología fuera del panorama. Las conclusiones del estudio mencionado y de otros más afirman que la educación en línea debe complementarse con la interacción, por lo que la mejor apuesta de la educación en línea deben ser los modelos híbridos. Estos modelos han demostrado que en ellos no se presentan los problemas de la educación totalmente en línea.

Entonces, la respuesta está en buscar un equilibrio: contenidos en línea que cuenten con el asesoramiento de un experto disciplinar, capaz de responder dudas, resolverlas prontamente y dar la retroalimentación necesaria a través de herramientas didáctico-tecnológicas. De esta manera, se apuesta a un aprendizaje exitoso y, por lo tanto, a la baja de la deserción de los estudiantes de la educación en línea.

Fuente:

  • Limón R., M. (2019). La educación en línea no reemplazará las clases cara a cara. En Observatorio de Innovación Educativa. Recuperado de: https://observatorio.tec.mx/edu-news/la-educacion-en-linea-no-reemplazara-las-clases-cara-a-cara