Adicción a la tecnología: Jóvenes esclavizados por el celular

En la actualidad es innegable que la mayor parte de las personas hayan creado para sí mismas la necesidad de un celular. Varios aspectos de la vida diaria de los individuos están dispuestos en estos dispositivos que hacen casi imposible prescindir de ellos por un día entero. Ver redes sociales o enviar mensajes es tan común ahora como comer, si pensamos en el tiempo que personalmente utilizamos en la atención del celular, reconoceremos que su función dejó de ser hace mucho tiempo la de un teléfono y en su lugar es un equipo compuesto de elementos que nos pueden entretener todo el día.

Indudablemente son los jóvenes quienes más hacen uso del celular, pues se trata de generaciones en las que la tecnología es avasallante, y el ritmo de lo novedoso se incrementa cada vez más. Podemos pensar que el acceso a la tecnología es bueno, que es algo positivo la facilidad que las personas tienen para obtener un celular, pero no dejemos de lado los aspectos contradictorios que acarrea el uso irresponsable de los celulares, pues el exceso en ello es un reflejo claro de una adicción.

La encuesta “Phone Life Balance” de Motorola demostró que, de más de 9 mil adolescentes mexicanos de entre 10 y 19 años de edad, más del 54% de ellos utiliza el celular la mitad del día. Esto resulta una cifra relevante, pues estar sujeto al celular por alrededor de 12 horas no solo ocasiona la dependencia al equipo sino que se devienen otras problemáticas tanto físicas como mentales.

Es preocupante que la dependencia al celular pueda arrojar cifras tan altas, tanto en las horas que alguien pasa en el uso de este, como el número de personas que se vuelven adictas a esta tecnología. Es necesario reconocer que se está perdiendo en gran medida la interacción personal, la concentración, la actividad física, entre otras, debido a la ola tecnológica que vivimos, y por consecuencia cabe cuestionarse qué tan benéfico o perjudicial resulta esto, qué podemos aprovechar de la tecnología y sobre todo, cómo hacer uso responsable y equilibrado de ella.

Aunado a esto, es importante también reflexionar acerca de qué impacto tiene esta situación en la educación que cursan actualmente estos jóvenes y sobre todo a qué se debe preparar la educación superior. Es notable que actualmente la educación dispone de herramientas tecnológicas para la práctica educativa, sin embargo podemos pensar que en un futuro la tecnología puede abarcar mayormente los aspectos de la enseñanza – aprendizaje, lo cual significa un reto en puerta para los niveles educativos que albergarán a estas generaciones.

Fuentes para consultar:

Hernández, A. (2018). Jóvenes mexicanos esclavizados por el celular: hasta 12 horas con el móvil. 08/01/2019, de Imagen digital: https://www.dineroenimagen.com/hacker/jovenes-mexicanos-esclavizados-por-el-celular-hasta-12-horas-con-el-movil/105837#view-2

6 Daños físicos ocasionados por el uso del celular. 08/01/2019, de Muy interesante: https://www.muyinteresante.com.mx/salud-y-bienestar/6-danos-uso-del-celular/