¿Cómo puede ayudar el Blockchain en la educación?

Nuestra era actual ha desarrollado tecnologías y modelos descentralizados que proponen a la sociedad una mayor privacidad, así como economía de recursos y de tiempo, entre otros factores de beneficio. Respecto al blockchain, tratamos con una tecnología que ha buscado la descentralización y la libertad de los usuarios sin tener que exponer su información personal, además de permitir el intercambio desde cualquier punto del mundo.

Adaptar la tecnología a las necesidades de la vida puede ser una tarea complicada que conlleva una planeación rigurosa y compleja, pues, como sociedad, buscamos hacer más sencillas nuestras actividades y encontrar el mayor beneficio. En cuanto a la economía y los procesos relacionados al comercio, el blockchain ha idealizado un mayor beneficio para los usuarios que los procesos que se tienen con instituciones intermediarias; por ejemplo, sería más conveniente comprar directamente un objeto con quien lo fabrica al precio que este establece y sin utilizar información personal, a comprar el mismo producto mediante una o varias empresas que aumentan el costo por comisiones y utilizan la información del cliente. En este sentido, podemos encontrar beneficios a más necesidades de la vida que se puedan ajustar a este modelo descentralizado, por ejemplo, la educación.

Bajo esta perspectiva, el blockchain puede llevar a que la educación para las personas sea más accesible en varios aspectos, entre ellos económicos, de alcance y de seguridad. Para darnos una idea de cómo puede aportar esta tecnología en la información, pensemos en una situación idealizada como una universidad a la que se puede tener acceso desde cualquier punto, que ofrezca una educación validada, certificada y que promueva la autoría y legitimación de los recursos educativos; y que, además, pueda validar los conocimientos y la certificación de una persona de manera rápida y efectiva gracias a una base de datos que lo sustente. Aunado a esto, está la seguridad de mantener la certificación sin riesgo a la pérdida mediante los recursos virtuales y, por consiguiente, reducir el costo al prescindir de procesos administrativos.

Entre otros aspectos que se pudieran agregar, esta situación conduciría a la educación hacia una era de mayor rendimiento, alcance y aprovechamiento; pues se puede dejar de ver a la educación como un proceso centralizado en la presencialidad y en un enmarañamiento de procesos administrativos y costos elevados. Otro beneficio que traería un modelo educativo basado en el blockchain sería la creación de credenciales donde los usuarios almacenarían sus logros, su experiencia y demás aspectos que son útiles a la hora de postularse a empleos. Esto significaría que un usuario podrá reunir las partes de su currículo en un bloque de datos donde los reclutadores tengan la seguridad de que la experiencia y los conocimientos son en verdad propiedades del candidato.

Sin embargo, el uso de esta tecnología en la educación se encuentra en un proceso piloto y en pocas universidades, pues, como mencionamos con anterioridad, se debe desarrollar una planeación meticulosa que permita que el desarrollo de esta tecnología resulte conveniente y de fácil integración a la sociedad. Aunque aún no exista un modelo educativo que esté actuando totalmente de esta manera, es incentivador que existan ideas constantes acerca de mejorar la educación y volverla más accesible, para buscar el desarrollo de una mejor sociedad.

 

Fuentes de consulta:

Delgado, P. (2019) ¿Qué es Blockchain y cómo se puede aplicar a la educación?. Tecnológico de Monterrey, disponible en: https://observatorio.tec.mx/edu-news/que-es-blockchain

Grech, A. y Camilleri, A. F. (2017) Blockchain en Educación. Inamorato dos Santos, A. (ed.) EUR 28778 EN; doi: 10.2760 / 60649