Derechos de autor y uso justo en la publicación de recursos en internet

Objetivo:

Aprenderás acerca de la protecciones de derechos de autor que se aplican al trabajo publicado en línea y de las reglas que determinan qué imágenes y texto se pueden utilizar.

Introducción

A medida que escribes en un blog, creas el contenido didáctico para tus clases o construyes tu aula digital, es posible que desees incluir imágenes; o tal vez has encontrado una historia o recurso electrónico que quieras compartir. Para esto es importante tener presente que casi todo el contenido que se encuentre en la red pertenece a otros. El hecho de que sea relativamente sencillo tomar imágenes, texto y mucho más desde otros sitios no significa que sea correcto o legal.

La comprensión de los alcances de los derecho de autor

Los derechos de autor son la figura jurídica que respalda las obras de arte, escritura, imágenes, música y más, que pertenecen a las personas que los crean. Se entiende que cualquier contenido original que hayas creado o grabado en una forma duradera es tu propiedad intelectual. Esto significa que otras personas no pueden copiar legalmente tu trabajo y pretender que es suyo, ni mucho menos generar cualquier tipo de ganancias con esta obra.

Captura de pantalla 2016-08-17 a las 1.23.39 p.m.Imagen 1. Es importante conocer las implicaciones de los derechos de autor y propiedad intelectual para el desarrollo de materiales educativos.

Para utilizar, copiar o modificar una obra con derechos de autor, se necesita el permiso de la persona que tiene la propiedad intelectual, a este permiso se le llama: licencia. A pesar de que todo el mundo tiene el derecho de exigir que los demás respeten sus derechos de autor y que pidan permiso para usar su trabajo, algunas personas y organizaciones optan por licenciar su contenido con mayor libertad. Lo hacen mediante una licencia de Creative Commons, o mediante la colocación de su trabajo en el dominio público.

El uso de contenidos de dominio público

No hay restricciones sobre el uso de las obras que se encuentran en el dominio público, lo que significa que puedes usarlos como quieras sin esperar demandas de la persona que los creó. Lamentablemente, no es fácil determinar si alguna obra está o no en el dominio público. Puede haber algunos casos cuando se sabe con certeza que una obra es dominio público; generalmente, es así si una foto o un texto fue publicado antes de 1923. La mejor manera de encontrar el contenido de dominio público es buscarlo en sitios especializados como:

El uso de contenidos Creative Commons

En teoría, usar el contenido con licencia Creative Commons en teoría no cuesta dinero, sin embargo, no se es totalmente libre de emplearlo y debemos seguir ciertas reglas. Las personas que eligen la licencia Creative Commons en su contenido pueden elegir una o más de estas licencias para aplicarlas a su trabajo:

  • Reconocimiento. Se debe acreditar al creador con el fin de utilizar, copiar, o compartir el contenido.
  • No comercial. No se puede obtener un beneficio económico a partir del contenido.
  • Sin obras derivadas. No se puede cambiar el contenido.
  • Compartir bajo la misma. Puede cambiar el contenido, pero hay que dejar que otras personas usen su nuevo trabajo con la misma licencia que el original.

¿Cómo saber si el contenido es Creative Commons?

Para saber si una pieza de contenido pertenece a este tipo de licencias hay que buscar el símbolo de Creative Commons, así como los símbolos que indican exactamente qué licencias son aplicables. Los sitios para la búsqueda de contenido Creative Commons:

El uso de material con copyright

Como se vio anteriormente, por lo general es necesario con el fin de poder usarlo en el marco de los derechos de autor. La excepción a esto es una regla llamada uso justo. Esta regla significa que se puede emplear sin licencia el material con derechos de autor solo para ciertos propósitos. Estos incluyen:

  • Comentarios
  • Críticas
  • Informes
  • Fines académicos

Por ejemplo, no se puede simplemente tomar una foto con derechos de autor y utilizarla en un blog o en una clase digital. Sin embargo, probablemente sería considerado un uso legítimo si se incluye esa foto en una entrada de blog o clase digital donde se comenta y analiza el trabajo del autor de la fotografía. A continuación, se presentan algunas directrices para el uso justo:

  • La mayoría del contenido que se publique debe ser tuyo.
  • Se debe mencionar el nombre del titular de los derechos de autor.
  • No se debe hacer dinero de la obra con derechos de autor.

El mal uso de material con copyright

Ten en cuenta que incluso si publicas contenido de buena fe, el titular de los derechos de autor no puede estar de acuerdo con que realmente sea de uso justo. Si alguien pide que retiren su trabajo de tu blog o aula digital, debes hacerlo inmediatamente. De lo contrario, puedes sufrir graves consecuencias:

  • El titular de los derechos puede quejarse con el administrador y obligar a su cierre de forma indefinida.
  • El titular de los derechos de autor puede proceder a realizar una demanda.

Contenido con derechos de autor y las licencias

Si deseas utilizar contenido protegido de una manera que no estén cubiertos por el uso justo, tendrás que obtener el permiso para hacerlo. Si estás interesado en adquirir los derechos de uso de imágenes, videos y algún otro objeto multimedia, es posible que desees visitar algunos de los siguientes sitios:

Compartir videos con derechos de autor

Sitios de video como YouTube y Vimeo ofrecen la opción de publicar videos en tu blog o aula digital mediante un sencillo código para incrustarlos en nuestras entradas. Al incrustar un video, se crea automáticamente un enlace de vuelta al lugar donde se publicó originalmente. Debido a que el creador se acredita automáticamente, no es necesario tomar medidas adicionales para dar crédito.

Tenga en cuenta que muchos videos en estos sitios -en particular videos de programas de televisión y películas- están violando los derechos de autor y pueden ser removidos de estas plataformas en cualquier momento. Si un video que hayas incorporado es retirado de YouTube, también se eliminará de tu blog o aula digital. Por lo tanto, es esencial cuidar que el video insertado no esté rompiendo las leyes de copyright.